Representante a la Cámara por Bogotá, denunció que fue recusado en el Congreso por su orientación sexual

Comparte con tus amigos

Mauricio Toro Del partido Alianza Verde denuncia que por defender las causas de la comunidad LGBTI y ser abiertamente gay lo recusaron al momento de presentar el proyecto de ley que prohíbe la tortura y las practicas para cambiar la orientación sexual o la identidad de genero de una persona, terapias de conversión que son promovidas por algunos sectores en Colombia

En entrevista en la emisora W radio dio a conocer su inconformismo y levanto a nivel nacional un debate frente a lo que sucede al interior de estos centros, que según el mismo representante, son investigados por la fiscalía que principio de este año encontró uno con las personas amarradas de pies y manos siendo torturadas.

Directamente menciona a 2 congresistas Carlos Acosta y Angela Sánchez que con argumentos homofóbicos buscan alejarlo de la discusión de este proyecto de ley.

Según el demandante (Jonathan Silva) el congresista no puede presentar este tipo de proyectos que beneficia a una minoría, en este caso la población LGBTIQ+, por que pertenece a esa minoría y debería declararse impedido; es como si un congresista de la comunidad afro no pudiera presentar proyectos que beneficien a su comunidad por ser negro.

Algo que llama poderosamente la atención es que se busca mostrar la homosexualidad como una enfermedad que se debe tratar, con ayuda espiritual, psiquiátrica, psicológica y para eso se busca ayuda profesional, que la pueden encontrar en estos centros, pero según el congresista Toro, no son más que casas en donde torturan física y psicológicamente a las personas de esta comunidad

Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.